Historia de cómo los gatos evitaron el exterminio en la Edad Media



*Relato aparecido en el numero 3 de la revista digital "El Callejón de las Once Esquinas" que pueden descargar desde acá: Callejón11Esquinas

Inktober 2017 (Parte 2)

Retomando los dibujos creados para el desafió #inktober 2017 y comentando la importancia del mes de octubre para mi vida dejo a continuación las siguientes siete ilustraciones del inktober que he ido subiendo a mi cuenta de instagram (pueden seguirme como @artebreve), esta vez la tendencia va hacia el concepto de un oso capturado que lo llevan a trabajar a un circo, aproveche inktober para desarrollar la idea para un álbum ilustrado que espero algún día hacer. En la entrada anterior mencione que un siete de octubre conocí a mi amada esposa, bueno ahora les cuento que fue un 22 de octubre que nació mi amada hija Ariadna, quien nos cambio la vida por completo.

Saludos.

Chica retro en tinta china
Chica retro en tinta china

Mi hija Ariadna bailando
Mi hija Ariadna bailando

Nuevo personaje que espero ampliar en un proyecto de álbum ilustrado
Nuevo personaje que espero ampliar en un proyecto de álbum ilustrado

El oso, en un momento de sufrimiento
El oso, en un momento de sufrimiento

Raulín, el duende mágico muñeco inseparable de mi hija
Raulín, el duende mágico muñeco inseparable de mi hija

El oso usando corbata para show en el circo
El oso usando corbata para show en el circo

El oso negándose a ser parte de un show de circo
El oso negándose a ser parte de un show de circo

El ultimo sueño del destilador (Microcuento)

El ultimo sueño del destilador


Cuando llegamos a la pesada puerta de madera, indiqué, mientras exhibía mi delgado cuerpo, las palabras talladas en su superficie: «Gula».
—Querer devorar todo, sin necesidad de más, no se refiere solo a la comida —respondió el arcángel. Luego abrió la puerta y me hizo ingresar al círculo infernal.
Los cielos eran rojos. El calor seco y asfixiante. Tampoco había vegetación en aquel árido paraje.
No estaba solo. Las personas que encontraba, o estaban peleando o devorándose entre ellas.
Tras horas de torturante caminata, llegué a un lugar con cientos de botellas de alcohol esparcidas libremente, corrí hacia ellas llorando de felicidad y tomé —entre mis temblorosas manos— un vino de buena cosecha.
Estaba cerrado.
Desesperado, sin poder abrirlo, terminé rompiendo la botella y perdiendo el delicioso contenido en un suelo tan sediento como yo. Fue entonces cuando supe por qué peleaban todos: alguien debía tener un sacacorchos escondido.


*(Microrrelato con el que participé en el Monstruoscopio 2017 de ENTC y pasé a cuarta ronda. Las reglas daban como tema central a la "Gula" y debía escribir el titulo del relato con dos palabras que daban de una lista de seis). 

Inktober 2017 (Parte 1)

Octubre siempre ha sido un buen mes para mi, retrospectivamente grandes acontecimientos han ocurrido en esta fecha. Por ejemplo fue un siete de octubre que conocí a mi amada esposa. Por ello, viendo la importancia de este mes, es que decidí participar en el desafió #inktober 2017.

¿En que consiste inktober? Pues de manera simple, es dedicarse durante todo octubre a dibujar algo a tinta y compartirlo por las redes sociales. El creador es un tal Jake Parker y la idea ha servido de inspiración para miles de ilustradores aficionados y profesionales. Si quieren conocer más de Parker y su inktober, les dejo su pagina para que la visiten.

Ahora, ¿Por qué decidí participar en el desafió este año? Pues por dos motivos: primero, me alcance a enterar el ultimo día de septiembre y, segundo, considero que es una buena oportunidad para practicar el dibujo y "soltar" la mano. Recuerdo cuando hace unos años participe en el #100writingdays y pase tres meses escribiendo microrrelatos. El resultado (en cuanto a crecimiento y aprendizaje) fue insuperable, y ya creo,definitivamente, que con inktober sera lo mismo (¡esperemos!, tengo fe en "mi mes" de la suerte).

A continuación dejo las primeras seis ilustraciones del inktober que he ido subiendo a mi cuenta de instagram (pueden seguirme como @artebreve) y que contienen dibujos de distinto estilo y temática, con una parcial tendencia hacia mi hija Ariadna.

Si les ha agradado la entrada, los espero en la segunda parte en los próximos días.

Saludos.


inktober 2017, día 1
Lady Neels, mi personaje del microcuento "Una segunda oportunidad" (También tengo un relato más extenso sin publicar aun) .


inktober 2017, día 2
Ilustración para un posible cuento de terror por escribir

inktober 2017, día 3
Ari saltando en el agua.

inktober 2017, día 4
Ari elevando una cometa.

inktober 2017, día 5
Ari con su muñeco Raulín y su amiga la gata Thelma.

inktober 2017, día 6
Tuco, el perro de nuestro hogar

Turno nocturno (microcuento)

Turno Nocturno


Mientras doy instrucciones a los científicos forenses sobre dónde empezar, el inspector Price ingresa a la escena del crimen. De porte majestuoso y elegante, su gabardina gris y su paraguas plegable se ven fuera de lugar en este sucio establo.
—Buen día Jack, ¿Qué tenemos hoy?
—Una salvaje carnicería, señor, granjero y animales han sido despedazados —explico entretanto mis ojos se posan sobre una pata de cabra.
—Así veo. ¿No fue hace un mes que hubo un crimen parecido?
—El caso de la familia Morán, aún no hay culpables.
—Creo tener algo. Necesito que me acompañes con los muchachos esta noche.
—¿Esta noche? —respondo asustado ante la posibilidad que la luna ahora me haga cometer atrocidades contra mis compañeros del departamento de policía. 


*(Microrrelato con el que participé en el Monstruoscopio 2017 de ENTC y pasé a tercera ronda. Las reglas indicaban que debía mencionar un "paraguas plegable" y una "pata de cabra" en la historia con un limite de 123 palabras).

Terror en el viejo parque (microcuento)

Terror en el viejo parque


La sed de sangre inspirada por la luna llena había llevado a la bestia a cruzar el bosque hasta el parque de atracciones. El pequeño rastro de humanidad que aún le quedaba, se estremeció al sentir el aroma de niños y mujeres por todos partes. Por muchos esfuerzos que hiciera, no podría controlarse y solo le quedaría cargar —una vez más— con la culpa de la carnicería que se aproximaba.

Sigilosa, la criatura ingresó a la desgastada tienda atraído por una excitante fragancia. Comenzó a jadear fuertemente. Su bajo vientre palpitaba y ardía de forma desacostumbrada. Esto no era hambre.

Fue entonces cuando otro tipo de bestialidad se apoderó del hombre lobo al ver a la mujer velluda desnuda sobre su cama.

*(Microrrelato con el que participé en Monstruoscopio 2017 de ENTC y pasé a segunda ronda. Las reglas restringían a 123 palabras el relato, estar enfocado en el pecado de la Lujuria y ambientarlo en un parque de atracciones).

Perros y Gatos

Perros y gatos por artebreve.com

Familia Feliz 003

Dos ideas para un prólogo (para el libro "El Bosque de las Palabras")

Dos ideas para un prólogo


El día en que Álex escribió ofreciéndonos redactar el prólogo y develándonos el título del nuevo libro, la mente (ese mono indomable e ingobernable que tanto nos tiraniza) comenzó, en mí, a trabajar por directa asociación de conceptos que desembocaron en dos ideas distintas, aunque muy unidas entre sí.

El primero se gestó por una muy conocida frase del poeta cubano José Martí que dice así: “Hay tres cosas que cada persona debería hacer durante su vida: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro”. Ciertamente las interpretaciones pueden ser libres y diferentes para cada persona. Pero resulta claro, para mí, que ellas deben constituir una (de tantas) metas a realizar en nuestra vida. En particular hago mención a esta nueva antología de Álex Garaizar que recoge el sentido de la frase de Martí en una triple síntesis: un libro (más bien un tercer libro), que es, además, un bosque (o conjunto de árboles) de palabras (del que todos hemos planteado una semilla) y que termina convirtiéndose en un ser muy querido y cuidado, como si fuera un hijo propio (un hijo con más de cien padres).

El segundo concepto es más personal. El 2016 fue un año de contrastes para mí. Cosas buenas seguidas de cosas malas, seguidas de… (lo que me recuerda una profundísima rubaiyat de Al Kayam, que me permito citar: “Para mí, la felicidad y el dolor son gemelos. Cuando la Alegría viene a desatar su collar de perlas en mi camino, le acuerdo poco favor, pues sé que el Dolor le sigue.”). Aquí quisiera hablar un poco de mi padre: Hernani, un hombre muy culto, de mil historias, de vida sufrida, lector empedernido, amigo de sus amigos, y del que muchos se aprovecharon. Tuvo variados oficios, pero el que más evoco y —supongo— más me marco fue el de impresor. Recuerdo panfletos y libros contra la dictadura de Pinochet en los años 80 impresos por él.

Cuando supo de mi reciente afición a la escritura, se convirtió en uno de mis más entusiastas fan, al punto de llevar y mostrar a todos sus conocidos, la anterior antología titulada “El mundo en cincuenta palabras” con un orgullo —que no dejaba de impresionarme— por su hijo, al ser seleccionado en un país tan lejano como España, para un libro de una bella edición. (La situación literaria en Chile, un país de poetas, no es la óptima, uno de los grandes triunfos de la dictadura, el embrutecernos, continúa siendo prioridad en la llamada democracia). En la última conversación que tuvimos, se manifestó muy entusiasmado con mis futuros proyectos. Me hablo de reactivar su vieja máquina de imprenta, de conocidos que podían ayudarlo y de otro amigo que quedó maravillado con el libro antología.

Ese fin de semana de junio, la sierra del destino corto su tronco, dejando en blanco las hojas de su libro nunca escrito y mil historias sin contar, quedando un enorme vacío en nuestra familia con su partida inesperada a los 64 años de edad. 

Pero la vida no termina con la muerte, y si de algo puedo estar seguro, es que allí, donde se encuentre, seguirá llevando el libro que le dedique con todo mi amor, visitando ocasionalmente la página de cincuentapalabras.com, y esperando, orgulloso, una nueva antología, que anhelo profundamente, lo sorprenda con un prólogo dedicado a él… siempre y cuando no se encuentre leyendo, ahora mismo, sobre mi hombro.

NOTA: El año 2016 Álex Garaizar de la web cincuentapalabras.com me ofrecía ser uno de los prologuistas de su libro antología de microcuentos "El Bosque de las Palabras",ocasión que aproveche de hablar de mi fallecido padre.

Para los interesados, pueden descargar el libro desde >>ACÁ<<
También pueden comprar la versión en papel por solo 5€ desde >>AQUÍ<<
o bien leer y disfrutar su muy recomendada web de micro relatos.


Portada del libro "El Bosque de las Palabras"

La canción del pirata de los mares solitarios

La canción del pirata de los mares solitarios


Somos hijos repudiados de la tierra,
adoptados, fuimos, por el mar.

Tu sangre limpia nuestro barco;
el ron, nuestros actos de maldad.

Somos piratas de alma oscura,
si nuestra bandera negra ves ondear,
no reces en vano a tus dioses,
y procura morir sin lloriquear.

Alzamos nuestros sables a la luna.
Cojeamos al ritmo del plam-tap.

Bajamos a la isla, y enterramos,
a nuestro viejo e inútil capitán.

Somos piratas de alma oscura,
si nuestra bandera negra ves ondear,
no reces en vano a tus dioses,
y procura morir sin lloriquear.

Dejamos su cofre con el oro,
zarpamos rumbo a alta mar.

En busca del mayor de los tesoros,
lo único digno de soñar.

Largo pelo negro ensortijado,
y ardientes labios al besar.

Somos piratas de alma oscura,
si nuestra bandera negra ves ondear,
no reces en vano a tus dioses,
y procura morir sin lloriquear.


(Relato-canción con el que participe en la 2da ronda de la Copa ENTC que tenia como lema "La del pirata cojo" (título de una canción de Sabina, y una de las favorita de mi amada Carmina). Queriendo evitar el tópico de relato propiamente tal, me arriesgue con una canción de pirata que contara una historia. Como la extensión era de 100 palabras, el estribillo (Somos piratas de alma oscura...) solo lo pude incluir una vez, ahora lo incluyo las veces que originalmente tenían, junto con cambiar una palabra (tiene por largo) que considero mejora la canción. Por cierto, no pude pasar a 3ra ronda).

Haiku el ave

Dibujo con haiku por artebreve

La última Navidad (para la copa ENTC)

La última Navidad


Tiernamente nos acurrucamos bajo el árbol de navidad e intercambiamos nuestros presentes. Yo, un jabón para su hermosa piel. Ella, un álbum de fotos que nunca llenaremos. Sonreímos con añoranza dejando nuestros regalos de lado. Tomados de la mano salimos al balcón. Las llamas de la ciudad dan un tono crepuscular al rostro de Laura y otorgan un brillo especial a sus lacrimosos ojos. Fundo —por última vez— mis labios a los suyos con todo mi truncado amor; mientras, a los lejos, las estrellas de la medianoche se extinguen una a una y resuenan estridentes las trompetas del Juicio Final.

(Relato con el participé en la primera ronda de la Copa ENTC 2017 y logré pasar a segunda ronda. Era requisito indispensable incluir dos objetos: Jabón y un Álbum de Fotos Vacío). 

Familia Feliz 002


Una gran historia (relato en conjunto)

Marifa en su blog ha comenzado una historia que consiste en un relato en siete lineas y en la cual invita a alguien que lo siga que a su vez invita a otro que complete su parte... Y así se continuo hasta llegar a la gran Pilar Alejo. A ella le toco la parte numero once del relato (que pueden leer acá) y me invito para escribir la continuación que les dejo más abajo:

“Si quieres despertar, busca un chip dentro de tu cabeza, ¡y arráncatelo!”.
Que nota más absurda le había dejado la rubia. La guardó en su bolsillo y decidió examinar la plaquita. De unos tres centímetros por lado, parecía un chip cualquiera. “Despertar…” ¿A qué se habrá referido? Era obvio que él era una persona despierta, siempre había querido ser (escritor) [chef] {espía} |zapatero| y había pasado su vida (escribiendo) [cocinando] {asesinando} |arreglando zapatos|.
Sintió un ligero mareo y la extraña impresión de un triple desdoblamiento. “¿Quién soy yo?” La sensación empalagosa de estar atrapado dentro de un sueño de alguien que no era él —pero se hacía pasar por él— no lo abandonada, y se volvía cada vez más intensa. Decidió sentarse y cerrar los ojos por unos segundos, mientras, sin motivo aparente, extrajo nuevamente el chip de su bolsillo y... 

Gracias Pilar por la invitación y por mi parte invito a Don Búho para que siga el relato.

La Fiesta de los Inmortales (microcuento)

La Fiesta de los Inmortales


Cerró los ojos y sopló las velas en un primer intento que, consiguió, apenas, apagar unas treinta lumbres. Al ver el nulo resultado, tomó impulso y aspiró fuertemente llenando al completo sus pulmones de aire, retuvo su respiración unos segundos y exhaló con tanta fuerza que noventa llamas dejaron de arder.

Pero no era suficiente. Levantándose de su elegante sillón, comenzó a soplar las velas del enorme pastel de cumpleaños a medida que rodeaba la gigantesca mesa circular y a los inusuales invitados que, regocijadamente, contemplaban la divertida escena de pie.

Mientras el conde de Saint-Germain, sonriente, calculaba que, quizás este año, Matusalén rompería su propio récord.

Nota: Cuento con el que participe en el Concurso de la Cadena Ser y que pedía empezar el relato con la frase "Cerró los ojos y sopló las velas".

Retrato del Conde de Saint-Germain

Familia Feliz 001

Flores en una tumba vacía (poema)

Flores en una tumba vacía

No dejes flores sobre mi tumba,
que la tierra donde reposará mi cuerpo,
es solo un lugar pasajero para pernoctar.

No dejes flores sobre mi tumba,
una fría y muerta lapida,
¡nunca será! la entrada de mi morada final.

No dejes flores sobre mi tumba,
no marchites mi recuerdo, con lo que tiene final.
Ni me busques, donde no he de estar.

No dejes flores sobre mi tumba,
lánzalas al viento, o tíralas al mar,
junto con mis huesos, que no he de llevar.

No dejes flores sobre mi tumba,
pero escucha a los árboles murmurar,
y si afinas tu oído, quizás,
solo quizás, me sepas encontrar.

Tumba de Julien Champagne, el alquimista conocido como Fulcanelli.

La Invocación (microcuento)

La Invocación


Pese a mis dudas, acepto el desafío de hacer una misa satánica esta noche en la vieja iglesia.

Vestidos con negras túnicas, tomados de manos y formando una cadena, los cinco —sobre un pentagrama invertido— comenzamos a repetir las terroríficas invocaciones a Belcebú.

Temeroso, espero que acabe todo rápidamente. De pronto, un escalofriante movimiento en el oscuro espejo del confesionario, me hace soltar las manos.

Avergonzado por haber estropeado el rito, giro y veo a mis cabizbajos compañeros salir de la iglesia. Pese a que me dan la espalda, sin dirigirme palabras, estoy contento de terminar y los sigo hasta… chocar contra un cristal.

¡Estoy atrapado en el espejo!

…Pero, si yo estoy aquí, ¿Quién va en mi cuerpo caminando con mis amigos?

Guerra (Microcuento)

Guerra

Pese a que tratamos de no caer en su provocación, el enemigo atacaba día y noche causando grandes bajas entre nosotros. Fue en esos momentos que supimos que ellos estaban utilizando el HAARP y sacudiendo nuestro piso de forma constante. Luego continuaron con la guerra bacteriológica que produjo nuestro casi total exterminio, los pocos sobrevivientes que alcanzamos a subir a refugiarnos, nos dimos cuenta, muy tarde, en la trampa que habíamos caído. Una ola gigante terminó de arrasar con nosotros, y mientras el agua nos tragaba, lamenté no haberme subido a otro perro, uno callejero y sin dueño.

La Novia (dibujo)


Esta es "La Novia", un dibujo que hice para participar en el concurso Monstruoscopio de ENTC y al que le dieron texto dos relatores. Pueden ver el resultado acá: Monstruoscopio ENTC.

Saludos.

Dibujo para Calendario 2017 de Cincuenta Palabras

En la web cincuentapalabras.com de Álex Garaizar, la escritora Patricia Richmond lanzo la estupenda idea de juntar los doce relatos ganadores de cada mes del 2016 y darles una ilustración para hacer un calendario.
Tuve la suerte de dibujar el ganador del mes de octubre de Pablo Núñez con su relato "Los dedos del archivero".
Con un estupendo diseño de Ignacio Urtiaga, les dejo el link para descargar o comprar el calendario. Y más abajo la ilustración para el mes de octubre.

Que tengan bonita semana. Saludos.


Una historia de navidad en la fábrica de harina

Una historia de navidad en la fábrica de harina

Dibujo original para Una historia de navidad en la fábrica de harina
Diciembre 1: La necesidad me obliga a ingresar a la fábrica de harina del prestamista.

Diciembre 5: Necesito la paga, pero ya estoy harto por la explotación del viejo.

Diciembre 12: Veo en el sector “D” a la mujer más hermosa. Me entero que el 25 de diciembre es un día laboral más.

Diciembre 15: Se llama Mary-Joseph. Estoy enamorado.

Diciembre 20: Casi me despiden. Estrictamente prohibido conversar entre empleados. Solo quiere autómatas este viejo avaro.

Diciembre 25: Veo los empleados amontonados en la entrada de la fábrica. Me dicen que no hay trabajo esta semana. Nos darán la paga del mes y un dinero extra por navidad. Algo bueno le pasó al jefe Ebenezer Scrooge. Decidido, me acerco a la bella Mary-Joseph.


Dibujos para ENTC

Este fin de semana de diciembre, la web estanochetecuento.com comandada por Juan Morán (JAMS) se presentó el libro recopilatorio "Un tiempo breve" con cuentos de varios participantes de la página (entre los que me incluyo). Asimismo se aprovechó la ocasión para homenajear a JAMS con un pequeño libro con todos sus microrrelatos escritos en ENTC. De ese libro, titulado "!Cómo no te vamos a querer!", tuve el honor de participar con dos dibujos que sirvieron para ilustrar los cuentos "Travesía" y "La pausa" y que aprovecho de compartir con ustedes más abajo.

Si desean conocer más del evento o de la muy recomendable web ENTC, pueden hacerlo desde ACÁ.

Que tengan bonita semana y que el espíritu navideño viva con ustedes todo el 2017.
Ilustración para el libro !Cómo no te vamos a querer! de ENTC

Segunda ilustración para el libro !Cómo no te vamos a querer! de ENTC

El círculo se cierra (microcuento)

El círculo se cierra (microcuento)

("El Círculo se Cierra" es uno de los relatos ganadores de la web Microcuentos.es con el desafió de escribir nuevas versiones sobre Blanca Nieves. Me gusto la imagen y el cuidado diseño para presentar mi relato, por lo que lo comparto tal y cual lo dieron a conocer los señores de Microcuento, además de agradecer por haber elegido mi microrrelato).

El Viajero (microcuento)

El viajero

(Relato para la web ENTC)


Despierto en la mañana, con la luz del sol que, ingresando por la ventana, divide sin cortar la piel de mi antebrazo. Funcionó, por fin ya estoy en un nuevo hogar. Siento que fueron años luz de viaje interminable buscando donde vivir. Tomo la ropa que se encuentra a los pies de la cama, que supongo es la que necesito en estas ignotas tierras. Al salir el aire me termina de despertar, al tiempo que revive recuerdos de otro mundo. Camino por la ciudad. Me detengo al escuchar a las aves cantar, ¿Cuándo fue la última vez que oír a tan exquisitos especímenes? No lo recuerdo. El cielo es azul y las nubes blancas, ¡qué gran maravilla! No puedo dejar de sonreír a toda persona con la que me cruzo y me sorprendo al darme cuenta las sonrisas que recibo de vuelta. El reflejo de una vitrina me devuelve el rostro de una hermosa mujer en el apogeo de su belleza y fértil sexualidad. ¿Cuánto tiempo pasara antes de que termine por consumir este cuerpo? No importa, todo un planeta poblado de humanos es un regalo para degustar lentamente y uno a uno por cada habitante que pueda poseer.


Galería Nocturna

Dibujo para el micro relato Galería Nocturna

Galería Nocturna

(microcuento)

La irrupción del marido obligó al amante a refugiarse en el oscuro pasillo junto a las pinturas surrealistas que adornaban la pared.

Y mientras el desnudo casanova esperaba a que el cornudo volviera al estudio de arte, un grotesco párpado gigante se alzaba desde el cuadro para devorarlo.

Amor Imposible

Veo llegar, entre sus compañeras universitarias, a mi hermosa pelirroja. Hoy lee “El Capital” de Marx. Nuevamente no compra hamburguesas, ni tampoco demuestra interés alguno en mi sonriente rostro de la foto del empleado del mes de McDonald’s.


Crematorio

Dibujo para el microcuento Crematorio por artebreve

Crematorio

Soñaba que el mundo ardía en llamas y él contemplaba todo desde una colina. La infernal visión le provocaba sensaciones que ninguna mujer por si sola lograría. Despertó rodeado de fuego. Desesperado, al levantarse, su cabeza golpeo el féretro.

El Xtabentún del Pueblo

—¿Podemos detener el colapso? —inquirió el monarca azteca, mientras contemplaba la ciudad desde la pirámide.

—Solo si encontramos algo lo suficientemente poderoso como para embrujar al pueblo, dejarán de pensar en la mala cosecha —respondió el noble consejero.

Sin duda, los dioses habían abandonado al grandioso pueblo de guerreros a su suerte. La alimentación era cada día más escasa y difícil de obtener de una tierra moribunda. Los sacrificios no lograban resultados y las guerras eran inútiles en un imperio que no conocía fronteras.

“Si no logramos una solución para este gran dilema —pensó el soberano— la rebelión hará rodar por los escalones mi divina cabeza”.

De pronto sus ojos brillaron con malicia y astucia.

—Conque algo para que dejen de pensar en la mala cosecha... —repitió mientras desde su palacio contemplaba a un grupo de hombres, quienes miraban, hipnotizados y con admiración, a sus guerreros mientras jugaban un partido de tlachtli, el juego de pelota mesoamericano.

El Xtabentún del Pueblo

El Arte del Tiro con Arco en los Juegos Olímpicos

Instalado en la final de los juegos olímpicos, tomó su arco y flecha y avanzó hacia el lugar de tiro. Cada paso, suave y lento, iba al ritmo de su calmo corazón. Era el favorito indiscutido a lograr la medalla de oro, e incluso, su cabizbajo rival, lo sabía. Su puntería, muy superior a la de sus contrincantes, lo hizo sentirse ganador desde la primera ronda de dieciséis arqueros. 

El Arte del Tiro con Arco en los Juegos Olímpicos
Entonces ¿Por qué no sentía ser el dueño del mundo como tanto había soñado? Donde debiera existir orgullo y complacencia, solo se encontraba un enorme vacío.

“El blanco al que debes acertar esta en tu interior, si solo buscas el blanco exterior, serás un simple artista del arco”. Las palabras de su viejo maestro japonés de arquería zen volvieron a su cabeza en tan importante momento. Nunca le intereso el aspecto espiritual de la arquería, solo hacerse un renombre como el mejor tirador.

“Tus pensamientos ambiciosos son un enjambre de moscas que te impiden ver”.

Fue en ese momento que lo comprendió… y disparó.

Obteniendo el menor puntaje, la flecha dio en el borde externo del blanco, atravesando una mosca que, para su templado tirador, valdría más que cualquier medalla olímpica.


Adiós Mi Viejo

Adiós Mi Viejo
(Homenaje a mi Papito)

Hoy, hasta el viento se despide de ti,
las nubes abren su camino, y el Sol,
cual padre sustituto, busca confortarnos.

Escribo desolado, una carta de despedida,
y no sé, si a destino llegará.

Padre, ¿Por qué has marchado en tu atardecer?

Tantos logros y dichas, que nunca compartiremos,
así como tus arrugas nocturnas, que jamás conoceré.

Padre, en donde te encuentres, ¿Me podrás leer?
Son solo dos palabras, que más de alguna vez te mencione.
Y que hoy, como despedida, en tu tumba susurraré.

Hernani Durand (23 de marzo de 1952, 25 de junio del 2016)

Pies de Sirena

Ella siempre fue un encanto de muchacha cuya voz podía ablandar al más duro corazón.

Solía contarme de su otra vida. “Recuerdo la suave sensación del océano sobre mi piel y la corriente marina ondulando mi cabello”, decía con una convicción absoluta, y yo, embobado, le creía.

—Un día me enamore de un marinero y rogué al Gran Padre que me permitiera ser humana para ir con él. “Cambiaras tu hermosa cola por dos inútiles y malditas piernas”, dijo el Padre tratando de disuadirme, pero me mantuve firme hasta que el Padre acepto.

—¿Valió la pena? —pregunte, mientras contemplaba sus delgadas piernas sobre la silla de ruedas.

—¿Atrapada en una decena de reencarnaciones como humana, siempre recordando el pasado y siempre desposando al marino infiel? Pues claro que lo valió, ahora entiendo que amar al hombre es una quimera que no tiene buen final.

“Solo espero volver al Océano para morir ahí”, fue lo último que me dijo.

Cuando encontraron su cuerpo entre las rocas de la playa, fuimos muchos los que sentimos perder al gran amor de nuestra vida.

Y ahora, mientras lanzan sus cenizas al océano, y contemplo la última alejarse, ruego a Dios poder nacer como tritón.


Boceto para la Portada de Futuro Libro

Este es el boceto entintado de la futura portada de mi libro "Una Segunda Oportunidad". Libro recopilatorio de mis microcuentos escritos en estos dos últimos años, que además incluirá varias ilustraciones mías (y un par de sorpresas más). En estos momentos estoy en revisión de los microcuentos y en los distintos dibujos y espero sacarlo pronto (muy pronto) para venta digital y en papel.
Gracias por acompañarme en este importante proyecto para mi. 
Próximamente más novedades.

Saludos.


Sobre el puente espera

El viejo puente,
oxidado y yermo,
de noche recibe,
las furtivas visitas,
de mi esquiva Musa.

Y ella, sentada y descalza
sobre la ancha baranda,
me invita, sonámbulo,
a delirantes e inspiradores paseos,
sobre el corroído metal.

En el Amor Todo Vale (microcuento)

Dibujado por artebreveEn el amor todo vale

Sin poder rechistar verso alguno ante la enorme belleza de Julieta, y dispuesto a conquistarla aunque le costara la vida, Romeo decidió pedir la ayuda romántica de su buen amigo Cyrano de Bergerac.


Terror en el Centro Comercial

Terror en el Centro Comercial

Sin aviso cerraron las puertas del centro comercial, las escaleras mecánicas dejaron de funcionar y la música ambiental se cortó. Los parlantes avisaron que nadie podría salir sin haber comprado previamente un producto. Obviamente productos al doble del precio normal y entre 6 y 24 cuotas con interés.

La Misión

La Misión

—¿Cómo me conoces? —Dijo Guillermo Tell apuntando con su ballesta al extranjero sentado en la entrada de su cabaña.

—Tu puntería es tan legendaria que ha llegado hasta mi país. ¿Podrías repetir la proeza de arrebatar la manzana de la cabeza de una persona, pero esta vez de sus manos? —Respondió el extraño hombre.

—Creo que si —dijo el arquero— Solo espero que ahora no sea un niño, como mi hijo.

—Descuida, es solo una antigua mujer llamada Eva —dijo el desconocido mientras invitaba a Tell a subirse a la máquina del tiempo.

Primera Guerra Mundial

Dibujado por artebrevePrimera Guerra Mundial

Desde mi trinchera escucho al enemigo desperdiciar las balas de su bayoneta desesperadamente.

El imbécil ha caído en la trampa.

Me levanto triunfante dispuesto a disparar y reconozco en el rostro sonriente, al lanzador de cuchillos de aquel circo alemán que tanto me cautivo cuando joven.


Roles Cambiados

Roles Cambiados

Al enterarse el padre Alberto del retorno de la familia Bergier, expulsados por brujería por su propio abuelo, tomó sus armas de fe para combatirlos. Pero cuando en la plaza encontró a los brujos junto al pequeño y abusado Joe, el párroco del pueblo supo que ahora castigarían sus pecados. 

El Cazador y la Presa

El Cazador y la Presa

Jack, el cazador, se adentró en el bosque usando su escopeta como si fuera una varilla mágica que lo guiara al cubil del lobo. Esa noche de luna llena ayudaba a iluminar un poco más el oscuro lugar. Tenía mucho miedo y cada sonido que dejaban sus pies sobre hojas crujientes le erizaba los pelos de la nuca y aceleraba su corazón, cual tambores de guerra.

El lobo había atacado reiteradamente la aldea y sus alrededores cobrándose la vida de cinco campesinos en los últimos tres meses y no estaba dispuesto, pese a que el terror reinaba en el lugar, a dejar que su esposa o sus hijos fueran la próxima comida del animal.

Sigilosa, la loba, observaba al humano ir torpemente entre los árboles con un extraño palo que reconocía como peligroso. Y pese a que su instinto le impulsaba a lanzarse sobre el cuello del hombre, algo extraño -pero no desconocido- la obligaba a no atacarlo. Decidió esperar; su camada, lejos del bosque, no corría peligro.

Fue el ruido provocado por uno de los campesinos, con su pesada hacha cortando las ramas de los árboles, que sorprendió al cazador y la loba, quedando esta última al descubierto y a la vista del humano.

Jack sin vacilar levanto su arma y disparó, hiriendo al animal en uno de sus costados. Pasado el impacto inicial, casi al instante, aprovecho el campesino para golpear con su hacha una de las patas de la loba y cercenando su extremidad delantera, dejó a la bestia sangrante, confusa, coja y muy enfurecida.

El largo y salvaje aullido de la loba ayudo a mitigar su dolor y una extraña y cálida sensación —semejante a cuando se oculta la luna llena— la hizo huir del lugar en busca de su camada débil e indefensa.

La dirección tomada por la tambaleante y herida bestia hizo gritar de terror a Jack, quien no pudo evitar imaginar la grotesca escena de su esposa e hijos despedazados vengativamente por la loba.
La larga y angustiosa carrera del cazador tras la bestia fue interrumpida por unos pequeños y conocidos gritos infantiles. Tardo tres minutos más en llegar a su hogar.

Sin esperanzas ingresó angustiadamente al lugar. Sus tres hijos, sanos y salvos, abrazados y llorosos corrieron a los brazos de su padre. Mientras que, a unos pocos pasos de la puerta, su esposa, desnuda, cubierta de sangre y con su brazo cortado a la altura del codo, yacía muerta sobre el piso de madera de la cabaña.

Antigua Ilustración

Selección de Poemas a la Musa

Selección de Poemas a la Musa

Esperando

La noche,
el teclado,
un amor,
una idea
y las ganas de escribir.

Llega la musa, se lleva todo y me deja sentado esperando.

-.-

Sufrimiento

Fragmentos poéticos
trozos de alas perdidas
de variadas criaturas.

¡Oh! mi delirante Musa,
te deleitas en tu ironía
con mi sufrimiento.

-.-

Biorritmo
Noche común sin Luna,
biorritmo bajo,
musa ausente.

Nada que escribir.

-.-

Sin Musa

Ante la noche fría
y sin musa que me oriente,
cual brújula poética
caída de mis manos,
dejando mi mente en blanco
cómo las hojas de mi mesa.

-.-

Enigma

Es de noche
y la musa rehuye mi llamada,
me dice:
"Si sabes mi nombre oculto,
recítalo en mi idioma natal
o nunca volveré"
Y yo, mudo quedo.

-.-

Sin Inspiración

Es de noche,
y mi musa gurdjieffiana
no me regala inspiración.
¿Saben que me dice?
"El 'toque' inspirador
a la Muerte lo preste.
Pídeselo!".

-.-

La Musa en la Luna
Contemplo la Luna llena
y desde lo alto grita
mi traviesa musa,
"Esta noche no bajare
 a inspirarte", y ríe
mientras arroja piedras lunares,

-.-

Contrato Caducado

¿Por qué será,
que mi Musa este año
no me quiere inspirar?

-Porque el contrato que expiro el 2015, NO pienso renovar [Dice ella]

-.-

Poeta Dormido

En sueños, Morfeo me regalo un libro,
"Cuida de no perderlo al regresar", me dijo,
antes que mi Musa me gritara al oído
"Hora de DESPERTAR".

-.-

El Empujón
Esperando en la estación
una blanca y delicada mano
me tira traviesamente
hacia las lineas,
volteó y mi Musa sonríe:
-No querías un empujón?
-Pero literario!

Si Pudieras

SI PUDIERAS

Si pudieras marcharte ahora y volver hace diez años,
el suelo vertería sus lagrimas sobre nubes blancas,
y miles de viudas recibirían a sus esposos muertos.

Si pudieras marcharte ahora y volver hace diez meses,
secas ramas se repoblarían de verdor y rojos pétalos,
y mariposas entrarían en capullos esperando transmutarse.

Si pudieras marcharte ahora y volver hace diez días,
las aves muertas tendrían una segunda oportunidad para volar,
y -quizás- sabríamos porque maullaba nuestro viejo gato al anochecer.

Si pudieras marcharte ahora y volver hace diez horas,
volveríamos a disfrutar del paseo en la tarde de primavera,
y comentar lo inolvidable que sería esa noche para ambos.

Si pudieras marcharte ahora y volver hace diez minutos,
no resonaría el eco de mis palabras hirientes en la habitación,
ni lastimaría tanto a mi alma el desolador golpe de la puerta.

Desolación de Eduardo Castillo
Desolación de Eduardo Castillo 

Selección de Poemas a La Dama

Poemas dedicados a "La Dama" (Trobar Clus)

Codex Manesse

La Busqueda

La noche aterriza,
mi caballo huye,
sin provisiones y armas,
¿Cómo encontraré
a mi Dama?
¿Si además ella 
me rehuye?

-.-

Huyes de Mi

Mi dama perdida
huye de mi,
en el oscuro bosque
sigo su rastro
hasta las huellas encontrar
de mis pasos errantes.

-.-

Desliz

Mi bella Dama,
perdona mi desliz
fue la seductora Luna
la que veló mis ojos
para perder tu rastro.

-.-

Dama Oscura

Mi Dama Oscura huye de mi
como las estrellas del día.
¿Dime, por favor,
tengo esperanzas
de encontrarte
alguna vez?

-.-

Caminante

Caminante no hay camino
que no sean las huellas en la noche
que deja tu esquiva Dama.

-.-

En mi Alma

La Dama, mi Dama,
vive oculta cada noche,
entre los pliegues de mi alma.

-.-

La Dama del Bosque

Fugaz veo a mi Dama
por el bosque de noche.
Corro hacia ella
y solo encuentro,
las huellas de una oca.

-.-

Oculta

Mi Dama a veces se esconde
detrás del Sol,
otras detrás de la Luna;
pero mayormente lo hace
detrás de una estrella.

-.-

Es en las Noches

Es en las noches,
en el instante exacto
entre vigilia y sueño,
que mi Dama aparece.

A veces me duermo,
y la pierdo.
Otras veces despierto,
y la pierdo.

Y en unas pocas ocasiones,
(ni dormido, ni despierto)
ella huye.

Es en las noches,
que mi Dama aparece,
eterna y distante.

Es esta noche,
que a mi Dama espero,
robarle un beso.

-.-

A Mi Viejita

A MI VIEJITA
(Homenaje a mi abuela)

Hoy, mi viejita ya no está,
un bello viaje a emprendido,
dejando alegría, familia,
amores y penas atrás.

Pero no lloréis, su ida tiene boleto de retorno,
su cuerpo, su ropaje, ya viejo y gastado,
ha dejado tras de sí,
y con ello todo sufrimiento y dolor.

Su amor, su alma y esencia nunca morirán,
y aunque dicen que no hay vuelta tras la muerte,
ciertamente todo vuelve una y mil veces más,
aunque no lo podamos recordar.

Y cuando en un futuro, vuelvas a nosotros,
con nuevos e inocentes ropajes,
sin miedos, sin penas y sufrimientos,
ese día, como hoy, te volveremos a amar.

Vete mi amada vieja, vete.
Purifícate de todo, que por un tiempo has de descansar,
vete hoy, para que mañana puedas retornar,
que la vida, como nuestro amor, te sabrá esperar.


Ernestina Chaparro
(1924-2015)

La Diosa Perdida

La Diosa Perdida

Entre la selva, arcaicas ruinas
de tiempos inexistentes y negados,
esculturas salvajes y paganas
de deidades ya extintas.

En su interior, grandes riquezas,
Y sobre un extraño altar de oro,
diamantes, jade, plata, perlas,
y en el centro, Ella, el mayor de los tesoros.

Una deslumbrante diosa en ébano,
labios carmesí y mirada impasible,
de sedosa y plateada cabellera
que extrae su ofrenda desde mi alma.

Me susurra dulce y maliciosa,
como la luna al viento en su primer plenilunio
“Tu alma incompleta me pertenece,
tu inconsistente voluntad he desposado”.

Termina la noche, y mi cuerpo dormido es hallado.
Estas solo –dicen mis amigos- no existe tesoro alguno,
pero enmudecen de asombro al ver entre mis manos,
un puñal de obsidiana con mi sangre ya reseca.

Y ahora busco sin descanso, con mi fortuna agotada,
una segunda oportunidad, para mi vida entregar
a la Diosa Negra de la Noche, que atormenta mis sueños
como un rostro perdido que nunca podré olvidar.
- . -

La novedad de 50 pies de altura

La novedad de 50 pies de altura

Las multitudes se sacaron selfies ante el cadáver de la hermosa rubia de 50 pies de altura que yacía en medio de la ciudad. Algunos se subieron sobre ella, y unos cuántos arrancaron trozos de ropa, piel y cabello para presumir de ello.

Definitivamente la llegada de la gigantesca rubia a la monótona ciudad logró más popularidad que el indígena que exigió igualdad y justicia social y el extraterrestre que pedía tener conciencia con el planeta y la vida (ambos de 50 pies de altura).

Hasta era posible -si no aparecía antes un divertido vídeo viral- que la novedad de la “rubia de 50 pies de altura” durará hasta el lanzamiento del nuevo iphone.

attack-of-the-50-foot-woman-06.

¿Amor o Lujuria?

Era un estudiante ejemplar y responsable que estaba secretamente enamorado de sus compañeras de curso. “Es amor puro lo que siento por ellas” -Se decía a sí mismo- “Realmente no sé por cuál decidirme, son divinamente hermosas. Si estuviéramos en otro país, me casaría con todas”. 

Conversando de sus sentimientos con su mejor amigo y luego de exponer su situación, éste le aclaró “no es amor lo tuyo, sino lujuria”. –“¿Lujuria? No puede ser…” –replicó el joven- “Tú no sabes nada sobre el amor” –terminó tajante la plática.

Pero el que no sabía era él. Y eso no lo ignoraba. Y con la duda ya implantada en su cabeza, ella lo carcomería día a día. “¿Esto es lujuria o es amor?”.

Así pasaron las noches en que el joven estudiante recostado en su cama comía sus papas fritas con bebida cola y analizaba si lo que sentía era el más bello amor o una simple y poco romántica lujuria. Si solo se hubiera examinado un poco más, sin excluir sus 132 kilos de peso, indudablemente hubiera llegado a la conclusión que lo suyo no era ninguna de las dos alternativas en debate, sino sencillamente una variante de la gula.

Respiro

RESPIRO

Respiro, pero no vivo
respiro, sin comprender
que mis ojos velados
no saben ver.

Respiro, en mi frío lecho
respiro, aun dormido
con mis párpados sellados
a todo saber.

Respiro, en mi ignorancia
respiro, sin aceptar
que mi conciencia dormida
no va a despertar.

El Bosco, detalle